Archive for April, 2010

Bodas de perlas

El molusco se instala  cómodamente cuando de pronto siente una punzada. Una oleada de nácar brota del molusco para defenderse, pero no es suficiente. Trata de descubrir quién es este intruso que le agrede y lo rechaza con la única arma que dispone,  sólo alcanzando  a darle  abrazos lentos y pausados tratando de mitigar lo que considera un ataque a su intimidad. › leer texto completo