Cuando el padre se va

Cuando el padre se va, queda una sensación de orfandad aunque seas mayor de edad.

Cuando el padre se va aunque seas adulto, te percatas de que querías consultarle algo que hasta ahora creías podías resolver por ti mismo. Y es que todos necesitamos de un Padre que nos sirva de modelo y sea nuestro héroe. Pero no lo era hasta que se fue. Comienzas a idealizarlo y concluyes que se fue demasiado pronto, sin importar la edad que tuviera.

Pero queda disponible Dios en su función de Padre. Él sabe que necesitamos orientación y nos recuerden que todo tiene solución y nos dio el ejemplo cuando  su Hijo vivió entre nosotros,  mostrándonos el binomio perfecto.

Cuando el padre se va, es que comprendemos mejor al Padre celestial quien siempre tiene en pie la invitación de continuar con Él una relación de amor y compañerismo por siempre.

“Yo soy quien te manda que tengas valor y firmeza. No tengas miedo ni te desanimes porque yo, tu Señor y Dios, estaré contigo dondequiera que vayas.” Josué 1:9 (DHH)

Be Sociable, Share!

6 comentarios

  1. Zuley dijo

    Sólo la fortaleza de Nuestro Padre Celestial nos ayuda a enfrentar los momentos más díciles, pero no eternos, que pasamos como humanos. Gracias que conocemos que en la eternidad si estaremos juntos y libres por siempre de la tristeza. Besitos de Zu.
    PD. no pregunto como están porque me imagino… pero como predicó nuestro pastor hoy podemos orar y decirle “Padre nuestro que estas en los cielos, santificado sea tu nombre…”

  2. maria dijo

    Cuando el padre se va
    y uno es adulto, es cuando entendemos que nos falto tiempo para saber de sus triztezas y aumentar sus alegrias.Pero el Senor cierra la herida con su amor, su perdon y su “Yo estoy con vosotros todos los dias de tu vida”.Hemos pensado mucho en ustedes hoy.Un abrazo.

  3. Virginia dijo

    Palabras tan importantes. Siempre estamos recordando…Gracias por las memorias y por nuestro Dios que tiene todo en control…

  4. Pastos Jose Dunays Gutierrez dijo

    Lo que mas importa es vivir los momentos presentes recordando lo que en el pasado fue realmente un rayo de felicidad. Solo Dios nos ayuda a vivir esos momentos que a todos nos llegan, a unos mas temprano, a otros mas tarde, lo que vale es saberlo vivir. Que Dios les Bendiga y les guarde.
    Pastor Jose Duanys Gutierrez

  5. Cristiana dijo

    Hola:
    La pérdida de un familiar directo y cercano es una herida que no cicatriza jamás , es terrible saber que no estará más que se cierra una etapa , una generación con él , pero no nos queda otra que seguir adelante con sus recuerdo y presencia en nustros corazones.
    Un Abrazo muy fuerte

  6. SANDRA dijo

    MI PADRE RECIEN MURIO APENAS HOY FUE SUFUNERAL, HBIERON MUCHAS COSAS Q NO LE PUDE DECIR ESO ME DA MUCHO PESAR, ENTENEDI Q CUANDO TENGAS LANECESIDAD DE DECIRLE A ALGUIN Q LO QUIERES NO PIERDAS LAOPORTUNIDAD, NI DEJES PARA DESPUES…;)

Deje un comentario