Lenin celebra la Navidad

con Zu templo

Las cartas a Santa se acumulan y padres preocupados buscan ofertas para satisfacer deseos infantiles. No muy lejos, unos niños cubanos han celebrado la Navidad por anticipado y de manera inusual.

Por varias semanas han ensayado las canciones. No han pedido juguetes, aunque se imaginan  que buenos samaritanos les provean algo como cada año. No se preocupan por el vestuario, dice la directora del coro que lo importante es aprenderse bien la letra y cantar alto para que se oiga el mensaje.

Llegó el día y el templo se llena. Algunos cantan por primera vez y sus ojitos brillan más que nunca. El ambiente comienza a llenarse de sonoridad e inocencia. Los regalos también llegan.

Un ómnibus los espera a la salida del culto. Padres y niños disfrutan de una tarde en el Parque Lenin mientras los regalos son olvidados por un rato. Los padres se regalan a sus hijos y los niños se entregan al sano placer mientras sus canciones revoletean en el cielo donde Jesús celebra su cumpleaños.

Regálese usted también en esta Navidad y enséñele a sus hijos que ellos son más importantes  que todos los regalos del mundo.

“Y entrando en la casa, vieron al Niño con su madre María, y postrándose le adoraron; y abriendo sus tesoros le presentaron obsequios de oro, incienso y mirra.” Mateo 2:11 (BLA)

con Daniel

Be Sociable, Share!

1 comentario

  1. Zuley dijo

    Ayer en la fiesta de navidad de nuestra casa culto, compartimos tu escrito sobre el coro de ni´ños de nuestra iglesia. estuvo bien emocionante saber que aunque o estás cerca te inspiras en el trabajo que realizamos. Feliz Navidad. Besitos

Deje un comentario