Nacimiento

Nació en invierno pero el sol salió temprano para darle la bienvenida.
Nació pequeño pero fuerte. El padre estaba tan emocionado como cuando nació el primero. La madre se asustó al saber que había traído un hombre al mundo.
Y unimos nuestras manos, la de él fuerte y segura quedó bajo la mía que siempre ha sido pequeña. Y el niño quedó entre los dos, rodeado de todo el amor del mundo.

“A Jehová he puesto siempre delante de mí; Porque está a mi diestra, no seré conmovido.

Se alegró por tanto mi corazón, y se gozó mi alma; Mi carne también reposará confiadamente;” Salmo 16:8-9

Be Sociable, Share!

sin comentarios

Deje un comentario