Tardíamente… Thanksgiving

Toda la familiaAlrededor de la mesa dos matrimonios adultos, otro mucho más joven que espera al segundo hijo, una familia acabada de llegar de Cuba y los anfitriones que una vez más hacen gala de su hospitalidad. Nosotros, aparentemente con las manos vacías, escuchamos la historia del primer Thanksgiving:

“La cosecha no había sido buena, se habían perdido algunas semillas traídas desde tan lejos y lo peor de todo, habían perdido seres queridos. Los indios nativos se acercaron a los peregrinos y les brindaron los productos de la tierra. Fue un momento propicio para agradecer y ver el futuro con fe. Con la mirada en lo alto, unieron sus manos, dieron gracias y compartieron alimentos y lo mejor de sus actitudes.”

Nosotros también aquella noche unimos nuestras manos para agradecer… esperando que nuestra fe unida a la acción convertida en obediencia, se eleve en olor grato a Dios como la mejor ofrenda que le podemos brindar en esta época del año.

“Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios.” Miqueas 6:8

Be Sociable, Share!

2 comentarios

  1. Yudith dijo

    Realmente asi fue y el Senor permita que sus bendiciones esten con toda la familia para que juntos compartamos mucho tiempo mas.

  2. maria dijo

    Asi como los peregrinos dieron gracias a pesar de las perdidas, nosotros tambien por lo que todavia el Senor ha hecho y seguira haciendo con sus hijos. Amen!

Deje un comentario